Superar con agilidad los picos de demanda online con tres tecnologías

La situación actual ha agravado, más si cabe, las dificultades para satisfacer las exigencias y expectativas de los clientes. Con el cierre de las tiendas tradicionales (salvo las de alimentación y farmacias), se ha producido un aumento espectacular del e-commerce. Como consecuencia, las expectativas en torno al servicio han aumentado y la variabilidad de los pedidos se ha disparado. Nunca ha sido tan necesario un modelo logístico flexible que combine la colaboración entre mano de obra y tecnología, sobre todo teniendo en cuenta que se ha tenido que satisfacer una demanda sin precedentes, contando con menos personal.

Para cumplir los nuevos requisitos, las cadenas de suministro deben ser más rápidas, minuciosas y precisas. Afortunadamente, existen aplicaciones y tecnologías de última generación que ofrecen mayores niveles de rendimiento, permiten tramitar pedidos con la máxima exactitud y proporcionan transparencia en tiempo real sobre todo el proceso desde la primera hasta la última milla.

“Existen aplicaciones y tecnologías de última generación que ofrecen mayores niveles de rendimiento, permiten tramitar los pedidos con la máxima exactitud y ofrecen una transparencia completa en tiempo real en todo el proceso de la primera a la última milla”.

Veamos tres tecnologías concretas que repercuten significativamente en la eficiencia operativa, la exactitud y la visibilidad: la tecnología de visión, el reconocimiento de voz multimodal y las soluciones ePOD (comprobante electrónico de entrega). Estas tecnologías optimizan el control, la exactitud y la eficiencia de la cadena de suministro y permiten realizar entregas siempre correctas en el primer intento.

En la primera fase de la tramitación de los pedidos, las tecnologías de visión (o basadas en cámaras) como Visual Sort Assist (VSA) e ImageID permiten a los trabajadores cumplir con los estrictos plazos de entrega. VSA facilita la clasificación semiautomática de paquetes en el almacén con cámaras que leen el código de barras y proyectan un número y un color sobre cada paquete para guiar a los trabajadores de forma rápida y sin errores humanos. Los errores se detectan con facilidad antes del envío. Sin esta tecnología, este proceso se realizaría de forma manual, lo que aumenta el riesgo de errores y los cuellos de botella, sobre todo en los picos de demanda. Cada segundo perdido significa que se van acumulando retrasos en toda la cadena de suministro, y esto provoca insatisfacción en los clientes e incluso penalizaciones o sobrecostes en las entregas.

Multimodal voice solution
 

La ventaja de ImageID es que permite capturar de forma instantánea cientos de códigos de barras a la vez, para verificar que las mercancías se han cargado en el palé y el vehículo correctos. Los artículos incorrectos o los pedidos incompletos se pueden identificar inmediatamente y el operario recibe una alerta visual, lo que es una novedad con respecto a la tecnología RFID o los lectores de mano. Al leer códigos de barras estándar, esta tecnología no necesita utilizar componentes adicionales como las etiquetas RFID, lo que supone una ventaja. Por su escalabilidad, es adecuada para gestionar las cargas de trabajo. ImageID proporciona una exactitud de envío y carga del 100 %, y se adapta a cualquier aumento en los pedidos, aunque este sea drástico, por tanto evita tener que ampliar la plantilla o tener que utilizar otras tecnologías. Además, proporciona una trazabilidad completa gracias a la captura de datos, que garantiza la conformidad normativa y evita las penalizaciones por envíos incorrectos.

Estas dos tecnologías basadas en cámaras son robustas, se pueden ampliar y requieren una formación mínima. Por ello, son ideales para entornos industriales donde los trabajadores suelen ser temporales y hablar varios idiomas.

La tecnología de reconocimiento de voz multimodal permite combinar lo último en tecnología de voz con otros sistemas de captura de datos, como la lectura de códigos de barras y RFID. Esta tecnología wearable guía a los operarios a través de los procesos que deben realizar y les permite trabajar con las manos de una forma más segura, rápida y exacta. Sin embargo, a diferencia de los sistemas tradicionales de picking por voz, los sistemas de última generación requieren muy poca formación. Para empezar a trabajar, los operarios solo deben iniciar una sesión y repetir algunas palabras clave. El ahorro de tiempo en la configuración y formación es una gran ventaja para aquellas operaciones en las que el personal temporal debe empezar a rendir de inmediato. La otra ventaja principal es que esta tecnología permite realizar varios procesos con un mismo dispositivo, por ejemplo, recepción de mercancías, almacenamiento, picking, preparación, etc. Esto reduce drásticamente la inversión global en tecnología para el usuario. La tecnología multimodal de última generación es esencial para la cadena de suministro digital, porque dota a los trabajadores de herramientas innovadoras y les facilita el trabajo.

Las soluciones ePOD de última generación garantizan la visibilidad en todas las fases clave del proceso de gestión de entregas, como la comprobación y carga de los vehículos, traslados de productos, pago, recogida, etc. Estas soluciones ayudan a identificar los errores o problemas que se producen en todo el proceso, para optimizar el rendimiento del servicio y lograr una entrega perfecta. La comunicación en tiempo real con todos los sistemas de información (TMS, WMS, SGA y ERP) permite rentabilizar la inversión con rapidez y proporciona agilidad sin tener que readaptarlos. Igual que sucede con las tecnologías de imagen y multimodales, la experiencia del usuario es intuitiva y las plantillas temporales y multilingües pueden empezar a trabajar rápida y eficazmente. Con una solución ePOD que permita el uso de dispositivos personales en el trabajo, se pueden implementar modelos de entrega innovadores que den respuesta a una demanda elevada, como las entregas colaborativas (crowdsourcing) en la última milla.

Proof of delivery solution
 

Otra ventaja de las nuevas soluciones ePOD es su capacidad para unificar los datos de entrega de transportistas que utilizan diferentes sistemas. Gracias a esta colaboración, los proveedores y otras empresas de servicios pueden intercambiar datos en tiempo real, para garantizar la visibilidad del transporte y facilitar análisis predictivos.

Como muchas operaciones siguen dependiendo en gran medida de la mano de obra, aumentar la productividad en los picos de demanda se complica debido a la necesidad de formar a los trabajadores temporales, los errores humanos y la falta de visibilidad. Para mantener la competitividad, se necesita tecnología escalable, capaz de agilizar procesos y que garantice una productividad inmediata.

Los picos de demanda repercuten directamente en el rendimiento del servicio, la fidelidad de los clientes y la rentabilidad. Con estas tecnologías, las empresas pueden dejar de ver los picos de demanda como una amenaza para convertirlos en una oportunidad.

Modular Content

Descubra en nuestro informe cómo realizar todas las entregas a la primera