La cadena de suministro debe estar bien conectada, ser ágil y tener visibilidad desde la primera a la última milla. Se debe poder expandir y contraer con flexibilidad para satisfacer la demanda de forma rentable.

Casi la mitad de los directivos del sector retail prevén que la complejidad de la cadena de suministro seguirá creciendo en los próximos dos años, por lo que la flexibilidad es un factor clave. Las empresas que operan con márgenes muy reducidos no pueden mejorar la productividad a costa de aumentar los gastos ni mantener el nivel de rendimiento de las temporadas con menor actividad durante todo el año. Tampoco pueden permitirse perder clientes debido a un mal servicio o a la falta de comunicación. Las empresas proactivas utilizan inteligencia para prever los picos y valles, e implementan tecnologías que se pueden escalar con facilidad, como el Internet de las cosas (IoT), el big data y la inteligencia artificial.

Real time visibility
 

Entre los principales desafíos a los que se enfrentan las cadenas de suministro, y que hacen tan necesaria la flexibilidad, se encuentran la rentabilidad en los picos estacionales, la falta de personal y las exigencias de los clientes en cuanto al servicio y las entregas.

La productividad durante los picos estacionales es fundamental

Como bien saben las empresas del sector retail y de comercio electrónico, los picos estacionales repercuten directamente en la facturación anual. Los fallos de la cadena de suministro se amplifican en los periodos de máxima actividad como las Navidades, lo que obliga a optimizar todos los procesos. Evidentemente, esto no resulta fácil cuando los recursos ya funcionan al máximo de su capacidad y se tienen que incorporar decenas de miles de trabajadores temporales. Cuando se duplica el número de paquetes, los procesos se deberían ampliar automáticamente, pero lo que realmente ocurre durante estos periodos es que una tercera parte de los pedidos llegan tarde o se entregan incompletos.

Escasez de personal temporal

Los retos que plantean los picos estacionales se ven agravados por la escasez global de trabajadores temporales y por barreras como el idioma o las competencias. Contratar y formar a trabajadores temporales no es una solución rentable ni sostenible, pero implementar la tecnología apropiada junto con los recursos humanos puede reducir drásticamente este problema.

Servicio sin afectaciones

Satisfacer las exigencias de comodidad, puntualidad y exactitud en los pedidos es un reto cada vez mayor. Los retailers y empresas logísticas eficientes, que incluso ofrecen actualizaciones del estado de los pedidos en tiempo real, están poniendo un listón muy alto. Se calcula que los clientes admiten hasta tres errores (entregas incompletas o con retraso) antes de cambiar de empresa. En la cadena de suministro no hay lugar para los errores, retrasos ni ineficiencias, y ahorrar costes reduciendo los niveles de servicio al cliente es totalmente desaconsejable.

Así pues, ¿cómo dotar de flexibilidad a la cadena de suministro para mitigar estos desafíos y convertirlos en oportunidades, incluso durante los picos estacionales?

Lograr un almacén totalmente autónomo todavía es una posibilidad lejana para muchas empresas, pero sí se puede optimizar el control, la velocidad y la precisión. En procesos de picking, packing y despacho de envíos, los sistemas de picking multimodales y la tecnología de visión para la verificación de envíos son más eficaces que los sistemas manuales. Las máquinas no se cansan ni se distraen, pueden leer varios códigos de barras de un palé de forma simultánea y detectan los errores. Los artículos incorrectos o los pedidos incompletos se pueden corregir rápidamente, es más difícil que un palé se cargue en el camión equivocado y se puede lograr una exactitud del 100 %. Este tipo de tecnologías se pueden ampliar de forma rápida y fácil durante los periodos de mayor actividad, y solo requieren una gestión y formación básicas para el personal que debe utilizarlas. ¿Su cadena de suministro depende demasiado del personal en la primera milla?

How elastic is your supply chain?
 

Las soluciones de comprobación electrónica de entregas (ePOD, por sus siglas en inglés) también aportan flexibilidad y escalabilidad a toda la cadena de suministro al facilitar la recopilación e interpretación de los datos clave. Cuando el volumen de paquetes aumenta, las tecnologías optimizan la secuencia de carga para acelerar la descarga y el GPS facilita la búsqueda de rutas alternativas en tiempo real a los conductores en caso de incidencias. Las soluciones de ePOD de última generación requieren poca formación y pueden utilizarlas trabajadores de diferentes procedencias para aumentar el rendimiento en la última milla. Teniendo en cuenta que la última milla representa el 30 % del coste total de la preparación de un pedido, las soluciones de ePOD no deben valorarse por su coste, sino que deben considerarse como una inversión y un componente esencial de una cadena de suministro flexible. ¿Su solución de ePOD proporciona la información en tiempo real necesaria para agilizar las entregas?

Una cadena de suministro colaborativa y conectada también es fundamental para la escalabilidad. Aunque disponer de una vista centralizada de los transportistas facilita la toma de decisiones, el 62 % de los retailers no tienen acceso a información en tiempo real. Combinando datos históricos y en tiempo real en una sola plataforma, a la que se le puede añadir información sobre las tendencias estacionales, se pueden realizar análisis predictivos muy efectivos para mejorar las previsiones. Este conocimiento facilita la innovación para lograr la mejora continua, gestionar los recursos humanos y mantener a los clientes informados. El 87 % de los directivos del sector retail afirman que la visibilidad completa sobre la cadena de suministro puede aportarles una ventaja competitiva. ¿Sus proveedores y otras empresas de servicios colaboradoras pueden proporcionar datos en tiempo real?

En resumidas cuentas, la flexibilidad depende de la productividad inmediata. Aunque los trabajadores siguen siendo una pieza clave de la cadena de suministro, si se les proporcionan las tecnologías adecuadas se puede lograr la máxima eficiencia y minimizar la tasa de errores. La digitalización facilita la mejora continua y la toma rápida de decisiones por parte de los directivos con un objetivo: pensar a largo plazo, empezando por las prioridades y de forma que puedan adaptarse rápidamente.

Aunque los trabajadores siguen siendo una pieza clave de la cadena de suministro, si se les proporcionan las tecnologías adecuadas se puede lograr la máxima eficiencia y minimizar la tasa de errores.

Responder a las fluctuaciones de la demanda garantizando la rentabilidad sin comprometer los niveles de servicio es un reto enorme, pero también la única forma de garantizar la competitividad. Con una cadena de suministro flexible se pueden cumplir los compromisos con los clientes y convertir los picos estacionales en oportunidades.

Modular Content

Descargue nuestra guía sobre cómo gestionar los picos estacionales y consiga una cadena de suministro más ágil y flexible.