Objectivo:

  • Garantizar la exactitud de los envíos
  • Reducir las reclamaciones de los clientes
  • Facilitar un listado de carga fiable por cada carro

Solución:

  • Solución de verificación de envíos basada en la tecnología de visión
  • Las cámaras detectan y leen automáticamente varios códigos de barras 2D en los carros en movimiento
  • Las imágenes son una prueba visual del envío
  • Integración con SAP

Resultado:

  • Importante reducción de errores
  • Menos reclamaciones: se ha reducido a la mitad el valor total de las notas de abono
  • Menos papeleo: no se necesita ningún certificado de entrega adicional

Floréac garantiza la exactitud de sus envíos y logra reducir a la mitad el valor total de las notas de abono al combinar cámaras digitales con la verificación de envíos automática basada en la tecnología de visión de Zetes.

Floréac comercializa y distribuye plantas de jardín en Europa. Desde el centro de distribución de Lochristi (Bélgica), que cuenta con una plantilla de 100 personas, se despachan pedidos entre una y tres veces por semana a una clientela formada principalmente por centros de jardinería, tiendas de bricolaje y mayoristas. La mayoría de sus clientes son de Gran Bretaña, Francia, Bélgica, Alemania y Suiza. Floréac garantiza la exactitud de sus envíos, reduce las reclamaciones de los clientes y disminuye más de la mitad las devoluciones gracias a la verificación automatizada de envíos de sus carros de plantas basada en la tecnología de visión de Zetes. El sistema de cámaras permite leer una gran cantidad de códigos de barras 2D en una pasada rápida y vincularlos inmediatamente con el sistema de ERP (SAP).  Cualquier error queda registrado al instante, las imágenes son un comprobante visual del envío y se imprime el listado de carga de cada carro.

Envíos más fiables

Las plantas de jardín se distribuyen en carros daneses (carros estándar que se utilizan para el transporte de plantas en Europa).  En Floréac, los carros se trasladan internamente a través de un transportador de cadena dotado tecnología RFID que circula por todo el centro de distribución. Las etiquetas, que tienen un código de barras 2D y se corresponden con las líneas del pedido, se colocan en un panel frontal del carro durante el proceso de picking. Una vez que el carro está cargado y listo, el transportador de cadena lo traslada al muelle de carga correspondiente.

Teniendo en cuenta el proceso manual de las líneas de pedido, con un volumen de entre 25 y 35 líneas de pedido por carro y picos de entre 12 000 y 14 000 líneas de pedido al día, sería fácil cometer errores humanos en el proceso logístico.

«A veces facturábamos líneas de pedido que no se entregaban», reconoce Dirk Criel, responsable de la planificación logística de Floréac.

Verificación de envíos rápida y eficiente

Para garantizar la exactitud de los envíos, incluyendo un albarán por cada carro, Floréac buscaba una solución que les proporcionase un servicio de verificación de envíos más rápido y eficaz. Los retos más importantes eran detectar los errores automáticamente y crear un banco de imágenes para evitar reclamaciones . Al principio se valoró la posibilidad de escanear manualmente las etiquetas de picking pero, al haber tantas líneas de pedido, esta idea se descartó porque el proceso sería muy lento y caro.

La única opción, la tecnología de visión de Zetes

Floréac empezó a valorar diferentes opciones y estudió la propuesta de Zetes, que, gracias a su solución de verificación de envíos basada en la tecnología de visión, se erigió como la única alternativa para implantar un sistema eficiente.

La tecnología de visión es una solución de tratamiento de imágenes capaz de captar al instante una gran cantidad de códigos de barras (1D o 2D), descodificar la información y vincularla a través de Internet con un sistema de producción (MRP, ERP, WMS, etc.). De este modo, Floréac puede detectar al instante si todos los productos del carro forman parte del mismo envío .  

Automatic scanning and decoding of multiple barcodes
 

Automatizar la lectura y descodificación de varios códigos de barras

El sistema de visión de Floréac se ha integrado a modo de puerto en la cadena de transporte.  Como las imágenes de los carros se toman conforme estos van pasando, el proceso logístico nunca se interrumpe ni se ve alterado.

El sistema capta dos series de imágenes por cada carro:

  1. La primera serie consta de una imagen del código de barras 2D único y fijo del propio carro. Ésta queda vinculada con la imagen de todas las etiquetas 2D que se colocan en el panel frontal del carro durante el proceso logístico. De esta forma, se tiene la certeza de que todas las líneas de pedido quedan vinculadas con el número de referencia del carro correspondiente. Al mismo tiempo, esta información se envía al sistema SAP, que comprueba si todas las etiquetas forman parte del mismo envío . De haber algún problema, el carro se aparta de la cadena y se imprime un informe para que el operario pueda corregir el error.
  2. «La segunda serie de imágenes en color, tomadas por cámaras digitales "estándar", se podría usar en el futuro si fuera preciso, como prueba visual de las plantas enviadas», aclara Dirk Criel. Las imágenes se guardan en el banco de imágenes y podrían utilizarse como prueba en caso de producirse una reclamación por parte del cliente en relación con la cantidad, calidad, color o tamaño de las plantas.

Los carros validados se trasladan al muelle de carga correspondiente en el transportador de cadena, donde se imprime el listado de entrega de cada carro.

Superar los obstáculos

«Al principio, como nuestras naves están formadas por invernaderos donde la cantidad de luz natural varía continuamente, no se podía garantizar la calidad de las imágenes en color. En cambio, la captura de códigos 2D funcionó perfectamente de entrada. Junto con Zetes, encontramos una solución al problema: integrar dos cámaras digitales que se adaptan automáticamente a las condiciones meteorológicas », explica Dirk Criel.

Ventajas

Reducción drástica de envíos incorrectos

Desde la implantación de la tecnología de visión, la cantidad de reclamaciones debidas a errores humanos se ha reducido drásticamente. Ahora cualquier error se puede detectar, corregir y comunicar al instante al empleado adecuado. En palabras de Dirk Criel: « Nuestros empleados están mucho más alerta a la hora de tramitar los pedidos ».

Devoluciones reducidas a la mitad

Desde la implantación del banco de imágenes en color, la cantidad de reclamaciones presentadas a causa de envíos «facturados pero no entregados» ha descendido extraordinariamente. « Al poder aportar una prueba visual inequívoca, hemos reducido a más de la mitad el valor total de las devoluciones », prosigue Criel. «Estamos en condiciones de refutar cualquier reclamación infundada con la imagen correspondiente, por lo que ahora prácticamente no se producen reclamaciones. Ante posibles quejas de los clientes debido a la calidad, color o tamaño de las plantas, estas imágenes en color constituyen la prueba definitiva para el responsable de calidad y los vendedores».

Cameras adjust to daylight for high quality pictures
 

Ahorro de tiempo y papeleo

Paralelamente, al proporcionar un listado de carga impreso por cada carro, Floréac ha respondido a una petición de sus clientes.