En un informe publicado recientemente por KPMG que analiza el tráfico de tabaco en la UE, Noruega y Suiza, se calcula que el año pasado el consumo de tabaco falsificado y de contrabando fue del 8,7 % del total en la UE, lo que equivale a 44 700 millones de cigarrillos. A nivel mundial, se calcula que entre el 6 y el 8,5 % del comercio de cigarrillos es ilegal.

 

En la lucha contra el tráfico de tabaco, la Directiva revisada sobre los productos del tabaco 2014/40/UE establecerá el marco para implantar la trazabilidad de estos productos en el mercado europeo. La primera fase de la directiva TPD, que incluye los cigarrillos y el tabaco de liar, entrará en vigor el 20 de mayo de 2019. A partir de 2024 incluirá también el resto de los productos del tabaco.

La directiva TPD tiene como objetivo garantizar una protección elevada de la salud de los ciudadanos europeos. Además, la legislación también pretende controlar mejor el contrabando y asegurar el pago de impuestos.

La directiva TPD en la práctica

En primer lugar, es importante que el mercado conozca y entienda los requisitos de la directiva y cómo llevar a cabo los proyectos para garantizar su conformidad.
La directiva establece los siguientes requisitos:

  • Todos los operadores económicos deben cumplirla: fabricantes, importadores, mayoristas, distribuidores, reponedores, venta móvil y minoristas.
  • Cada cajetilla o paquete de tabaco debe marcarse con un identificador exclusivo e incorporar elementos de seguridad para garantizar su autenticidad.
  • Se debe registrar la circulación de los productos para asegurar su trazabilidad en toda la cadena de suministro y supervisar la conformidad con la directiva.
  • Para garantizar la independencia y transparencia de la trazabilidad, los fabricantes deben firmar contratos de almacenamiento de datos con empresas independientes.
  • Todos los fabricantes o importadores de productos del tabaco deben disponer de una base de datos («repositorio principal») en la que se almacenen todos los datos relativos a cada paquete individual y copiar toda la información en un hub o base de datos a nivel europeo («repositorio secundario»).
Supporting the integrity of the tobacco supply chain

Al realizar el seguimiento de todos los movimientos, los operadores económicos de la cadena de suministro podrán registrar la trazabilidad exacta de cada producto, desde el fabricante hasta la tienda.

¿Cómo se verán afectados los mayoristas, distribuidores y operadores de venta móvil, y qué retos representa la directiva TPD?

Si bien algunas empresas posiblemente ya disponen de sistemas de gestión y logística de almacenes, lo que no tienen es la capacidad de leer y capturar los números de identificación exclusivos de grandes lotes de productos, recuperar los datos y transferirlos fuera de la empresa. Los usuarios deberán registrar cualquier movimiento de los productos en toda la cadena de suministro, desde el fabricante hasta el punto de venta, pasando por la distribución. En su caso, tanto si es un operador de venta móvil que suministra a tiendas o a máquinas de vending como si es un distribuidor que suministra a estancos y otros puntos de venta, deberá cumplir la directiva en cada paso del proceso.

Aunque pueda parecer un proceso disruptivo, con la tecnología y la automatización adecuadas, los operadores económicos pueden mejorar la visibilidad en toda la cadena de suministro y cumplir con la normativa.
Si los proyectos para adaptarse a la directiva se realizan de forma correcta, pueden resultar ventajosos para las operaciones de la empresa y no verse únicamente como una carga de trabajo impuesta por la nueva normativa.

¿Cómo garantizar la conformidad normativa de la cadena de suministro y adaptarla a futuros cambios?

Para poder dar respuesta a la directiva de forma eficaz, los operadores económicos necesitarán trabajar con entidades externas que colaboran estrechamente con la Comisión Europea. Estas organizaciones conocen a la perfección los retos que se plantean y son expertas en integración de hardware y software de captura y agregación de datos. Existen dos niveles de conformidad principales:

  • Ejecución: cómo incorporan las empresas las tecnologías, dispositivos móviles y soluciones de software de ejecución adecuados. Cómo pueden implementar los sistemas necesarios para registrar con exactitud los productos y su circulación. Cómo pueden capturar grandes volúmenes de datos y ser capaces de gestionarlos.
  • Comunicación con los repositorios: cómo pueden las empresas integrar la generación de informes en sus operaciones y tener la capacidad de transferir la información de conformidad normativa al repositorio secundario.

En un momento en el que las empresas buscan aumentar la eficiencia operativa y las nuevas normativas exigen transparencia en la circulación de productos, las empresas deben aprovechar la oportunidad que ofrece la trazabilidad.

Ante la exigencia de transparencia en la circulación de productos, las empresas deben aprovechar la oportunidad para beneficiarse de la trazabilidad.

A partir del 20 de mayo, los fabricantes no podrán comercializar cigarrillos ni productos del tabaco que no dispongan de número de serie. Sin identificador exclusivo, no hay venta. Como esto repercutirá en toda la cadena de suministro, y dada la proximidad de dicha fecha, la decisión de poner en marcha proyectos que garanticen la conformidad con la directiva no puede aplazarse más.

Olivier Frère, experto en serialización de Zetes
Olivier Frère, Serialisation Expert
 
Modular Content

¿Quiere saber cómo garantizar su cumplimiento? Descargue nuestra guía gratuita