14 Noviembre de 2017 - La digitalización total de los procesos de fabricación (lo que se denomina Industria 4.0) puede aportar muchas ventajas, como mejoras internas e innovaciones en la producción, pero también reducción de costes, más ingresos y una mayor agilidad. Esto es música para los oídos de los fabricantes, pero ¿qué han conseguido hasta ahora?. No mucho, aunque esto no debería sorprendernos. Esta es la conclusión que desprende un nuevo estudio realizado por Sapio Research por encargo de Zetes, que pone de manifiesto cuáles son los retos a los que se enfrenta este sector y el desfase existente entre los objetivos operativos y los resultados.

Manufacturing report 2017Sólo el 29 % de los fabricantes reconocen lo que representa tener una red digital de suministro (DSN), y sólo el 15 % han implementado una red de este tipo y prevén que se convierta en el estándar del sector en un periodo de cinco años. ¿Cuál es el principal reto en este sentido? La falta de visibilidad de la información, que a su vez dificulta las posibilidades que tienen las empresas de poder acceder a los datos clave en tiempo real.

Principales conclusiones

En la actualidad, los fabricantes afirman que es difícil recopilar información valiosa de toda la cadena de suministro (80 %), y que gestionar la información en tiempo real (75 %) y utilizarla son problemas importantes que deben solucionarse. Otras conclusiones que incluye el informe son:

  • El 59 % no conocen en tiempo real los niveles de stock de la empresa.
  • El 65 % no tienen una vista en tiempo real de los planes de fabricación de los proveedores.
  • El 68 % no conocen en tiempo real los volúmenes fabricados por todas las plantas de la empresa.
  • Sólo uno de cada tres fabricantes tiene la capacidad de reunir información procedente de toda la cadena de suministro.
  • A pesar de la eclosión del Internet de las cosas (IoT) y de la llegada de las redes digitales de suministro, las empresas todavía utilizan medios de comunicación anticuados (teléfono, fax, correo electrónico, etc.) para transmitir información clave.

Es preocupante el hecho de que dos terceras partes de los fabricantes no puedan proporcionar a los responsables de tomar las decisiones la información que necesitan.

Aunque el 89 % de los fabricantes afirman que tener una vista única de información es fundamental para las operaciones de la cadena de suministro, hasta la fecha sólo el 30 % tienen visibilidad total. Los próximos doce meses serán decisivos para los fabricantes en su objetivo de transformar su negocio. Algunos están empezando a hacer cambios fundamentales. Así, el 38 % de los encuestados están intentando mejorar la colaboración con los proveedores, el 35 % se están focalizando en el control del rendimiento de los proveedores y el 34 % están implantando alertas predictivas para mitigar la disrupción.

Necesidad de agilidad, colaboración e información en tiempo real

¿Qué factores serán clave para aprovechar las ventajas de la digitalización? Crear una capa de información integrada procedente de los sistemas principales, posibilitar la colaboración entre departamentos y permitir el acceso a la información clave en el momento oportuno desde cualquier punto de la cadena de suministro. Pero también facilitar al equipo directivo la toma de decisiones necesarias para implantar la fabricación basada en la demanda y satisfacer (o incluso superar) las expectativas de los clientes. Entre las ventajas más evidentes destacan el aumento de la agilidad, el aprovechamiento de las inversiones importantes en equipos, la reducción de los niveles de inventario y la liberación del capital en stock inmovilizado.

A este respecto, Sébastien Sliski, General Manager Supply Chain Solutions de Zetes, opina lo siguiente: «Los fabricantes saben que es necesario actuar de forma más rápida, exacta y ágil en toda la cadena de suministro para mantener la competitividad y cumplir los preceptos de la Industria 4.0. Pero sólo podrán lograrlo optimizando los procesos entre los sistemas antiguos y los nuevos, así como proporcionando información valiosa de fuentes de datos en tiempo real a las principales partes interesadas».

«Conectar las diferentes áreas inconexas, tanto internas como externas, y unificar los datos es fundamental para poder llevar a cabo comparativas válidas y apoyar la toma de decisiones acertadas. La presión es alta, pero en cuanto los fabricantes empiecen a realizar pequeños cambios en la cadena de suministro y sean más proactivos, podrán plantearse la implantación de la Industria 4.0 con mayores garantías y beneficiarse de todas las ventajas que aportará tanto a sus empresas como a sus clientes»

- FIN -

En el estudio, realizado por Sapio Research en agosto de 2017, participaron 330 altos directivos europeos y sudafricanos de diferentes sectores de la fabricación.

Descargar el informe de Zetes: Los fabricantes quieren visibilidad y colaboración en la cadena de suministro. ¿Qué les impide lograrlo?